Robinson Antonio Tovar (38), quien en vida fuera escolta de un laboratorio farmacéutico, pereció tras recibir 15 impactos de proyectiles la noche de este domingo, en el estacionamiento del bloque 8 de Propatria, al oeste de Caracas.

Tovar se encontraba lavando su moto frente al edificio donde reside, cuando fue emboscado por asaltantes, quienes lo interceptaron para quitarle su arma de reglamento.

Las autoridades de la Policía Científica iniciaron este domingo las averiguaciones relacionadas con el crimen. Se presume que la víctima intentó hacerle frente a los delincuentes, motivo por el cual, le efectuaron tal cantidad de disparos.

Tovar deja unos menores en estado de orfandad.

Con información de La Voz

actualidad » en esta sección

buscador