Foto: REUTERS/Asmaa Waguih

WASHINGTON, 14 septiembre 2011 (AFP) - El depuesto líder libio Muamar Gadafi todavía conserva un pequeño número de combatientes fieles pero su capacidad para influir sobre los acontecimientos “ha sido en gran parte eliminada”, dijo este miércoles el comandante estadounidense en Africa, Carter Ham.

El general Ham, jefe del Africom dijo a los periodistas que Gadafi “probablemente” comande algunos efectivos, pero “ciertamente un muy, pero muy pequeño número, un número significativamente pequeño de leales al régimen”.

“Creo que su capacidad para influir en las actividades diarias ha sido en gran parte eliminada, probablemente no eliminada completamente, pero en forma bastante significativa”, precisó el militar estadounidense.

Se mantienen “algunos bolsones en Sirte (lugar de nacimiento de Gadafi) y algunos focos residuales en Bani Walid”, dos bastiones pro Gadafi donde se reportó la presencia de civiles en combates entre leales a Gadafi y fuerzas de la autoridad transitoria de gobierno, indicó.

Específicamente en relación a si Gadafi es un objetivo militar legítimmo, Ham insistió en que es un “asunto político”.

“Nuestro objetivo no son los individuos, nuestro objetivo es la capacidad (de combate). En consecuencia si vamos tras un objetivo de comando y control o una instalación, si tenemos alguna indicación de que él está presente en el lubgar, ello no tendría un efecto significativo sobre la decisión de atacar o no atacar”, afirmó.

El jefe de la Otan, Anders Fogh Rasmussen había dicho el lunes que “remanentes del régimen de Gadafi todavía constituyen una amenaza para la población civil” y que la Alianza del Atlántico Norte continuará su campaña mientras se mantenga esa amenaza.

actualidad » en esta sección

buscador