Foto: EFE/David Fernández

La Mesa de la Unidad Democrática fijó este jueves posición ante las acciones que adelanta el gobierno de Guyana, orientadas a extender de 200 a 350 millas su plataforma continental, incluyendo la porción costera del territorio en reclamación por parte de Venezuela.

A continuación, el comunicado.

Por ser una materia de particular interés para el país y porque atañe directamente asuntos de nuestra soberanía, las fuerzas políticas que integran la Unidad Democrática, de manera responsable, firme y ponderada, desean fijar posición ante las acciones que adelanta el gobierno de Guyana orientadas a extender de 200 a 350 millas, su plataforma continental, incluyendo la porción costera del territorio en reclamación por parte de Venezuela

En este sentido:

1. Nos preocupa que las autoridades de Guyana hayan consultado esta decisión con los gobiernos de Barbados, Surinam y Trinidad y Tobago, según reza un comunicado oficial, sin hacer mención alguna al gobierno de Venezuela.

2. Como puede ser creíble el discurso oficial de agresiva y desafiante retórica nacionalista y “soberana” cuando no es capaz de defender el interés nacional en un caso como éste. Recordemos que según el artículo 11 constitucional “la soberanía plena de la República se ejerce en los espacios continental e insular, lacustre y fluvial, mar territorial, áreas marinas interiores…. Y subsuelo de éstos; el espacio aéreo continental, insular y marítimo…”

3. Denunciamos esta política entreguista que afecta la proyección de la fachada marítima en el Atlántico privándole al país de alcanzar las 350 millas de plataforma continental que le corresponden por ser una sola unidad geomorfológica.

4. Recordamos que la reclamación de Venezuela sobre parte del territorio Esequibo está vigente de acuerdo a lo estipulado en el Acuerdo de Ginebra de 1966. Por tanto, nos inquieta las ambiguas posturas sostenidas por el presidente Chávez quien en el pasado, ha declarado que Venezuela no se opone a que Guyana otorgue unilateralmente concesiones y contratos a compañías multinacionales en el Esequibo.

5. En la misma línea, el Presidente Chávez afirmó en el 2007 que la reactivación de la reclamación venezolana sobre el territorio Esequibo en 1962, fue producto de la presión de los Estados Unidos, lo cual es una falsedad histórica.

6. La reclamación venezolana, “debe ser amistosamente resuelta en forma que resulte aceptable para ambas partes” como reza el Acuerdo de Ginebra. A esos efectos, el gobierno debe buscar un gran consenso nacional, a través de la consulta y el diálogo con los diversos actores nacionales, para negociar una “solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia” según lo acordado en Ginebra.

7. Una solución que no sea el fruto de una transparente negociación y que no prevea una compensación para Venezuela, la parte históricamente agraviada, no será nunca una solución permanente.

8. El gobierno de Venezuela debe protestar el acto unilateral del gobierno de Guyana. De no hacerlo, veríamos comprometida la proyección de nuestra plataforma continental

9. Y por todo lo anterior nos preguntamos ¿Por qué se detuvieron los trabajos iniciados por la Armada en 2008 – 2009 sobre la plataforma continental venezolana?

10. ¿Por qué el Ministro de Relaciones Exteriores devolvió a la Oficina de Fronteras la cuenta presentada el año 2009 sobre este problema, sin hacer el menor comentario?

Vía Nota de Prensa

actualidad » en esta sección

buscador