Bogotá, 16 sep (dpa) - Un hombre que en 2009 concentró la atención de la prensa colombiana por haber violado a su hija desde que era niña, con la cual procreó ocho hijos, murió hoy en la cárcel en que purgaba una sentencia de 15 años, informan medios de prensa locales.

Arcedio Álvarez, de 61 años, fue capturado en marzo de 2009 después de que su hija Alba lo denunciara por los abusos sexuales a los que la sometió desde que tenía nueve años.

La mujer, ahora de 37 años, tuvo con su padre ocho hijos en un caso que en su momento produjo gran indignación en el país.

Según reportes de las cadenas de radio Caracol y RCN desde la ciudad de Ibagué, Álvarez sufría problemas de salud desde hacía varias semanas, por lo que tuvo que se hospitalizado con frecuencia. Las causas exactas de su muerte no fueron reveladas.

Los abusos sexuales ocurrieron en el municipio de Mariquita, en el departamento de Tolima (centro-oeste), y desde entonces la prensa comenzó a denominar a Álvarez como el “Monstruo de Mariquita”.

Un juez del municipio de Fresno, en Tolima, condenó a Álvarez en octubre de 2009 a una pena de 15 años y siete meses de cárcel por los delitos de acceso carnal violento agravado e incesto.

Alba Álvarez dijo durante el juicio que su padre empezó a abusar de ella cuando quedó viudo y que el primer embarazo se presentó cuando tenía nueve años.

La mujer dijo que tuvo ocho hijos con padre, algunos de los cuales también fueron sometidos a abusos por éste.

actualidad » en esta sección

buscador