Un niño de siete años sufrió quemaduras de primer grado, luego que activara una bomba lacrimógena dentro de su vivienda.

Tras el hecho, se produjo una explosión que obligó el desalojo de todos los residentes del edificio 30 de la urbanización de Mata de Coco de Ocumare del Tuy.
Los datos aportados por fuentes policiales indican que el infante presentó quemaduras en el abdomen y brazo.

El menor fue trasladado al hospital general Simón Bolívar de los Valles del Tuy. Otras dos menores de edad, también fueron recluidas en ese centro asistencial por presentar deficiencias respiratorias producto de los gases.

Se supo que el infante se encontraba en su vivienda cuando sacó el artefacto de una caja que estaba en las instalaciones del inmueble, lo activó y se produjo la emergencia.

Se conoció que efectivos bomberiles y funcionarios de la policía del Estado Miranda, se presentaron al urbanismo y procedieron al traslado y desalojo de 37 adultos y 40 menores habitantes del bloque 30.

Con información de La Voz

actualidad » en esta sección

buscador