Rabat, 23 sep (EFE).- La policía marroquí ha detenido a tres presuntos terroristas que planeaban unirse a la red Al Qaeda en el Magreb Islámico (Aqmi) para perpetrar atentados contra sedes policiales de su país e intereses occidentales.

Según un comunicado del ministerio marroquí del Interior que hoy hizo público la agencia oficial MAP, los tres detenidos formaban el llamado Escuadrón al Battar y estaba dirigido por “uno de los individuos más activos en los sitios yihadistas de Internet, con vínculos con la red de Al Qaeda”.

Este individuo, cuyo nombre no se precisa, tenía “estrechas relaciones” con líderes terroristas de Yemen, Afganistán, Somalia, Libia e Irak, mientras que uno de sus cómplices es un exdetenido por delitos relacionados con el terrorismo.

Los tres detenidos tenían pensado viajar a otros países para recibir adiestramiento militar, con la perspectiva de “volver a Marruecos a perpetrar atentados teniendo como blanco sedes policiales e intereses occidentales” que el comunicado no precisa.

El ministerio sostiene que los tres detenidos estaban “en contacto permanente con los dirigentes de Aqmi”, quienes debían suministrarles las armas y coordinarse con ellos para que sus atentados siguieran los objetivos de este grupo en Marruecos.

Al Qaeda en el Magreb Islámico opera en los países del noroeste de África, y es especialmente activa en Mauritania, Mali, Níger y Argelia, además de Marruecos.

El pasado enero la policía marroquí desmanteló en una remota región del Sáhara un grupo de 27 personas que pretendía reconstruir una célula de Aqmi en el país y que ahora están siendo juzgados.

Los tres detenidos en la última operación serán presentados ante el juez “tras el cierre de la investigación que se lleva a cabo bajo supervisión del fiscal”, señala por último el comunicado.

La Ley antiterrorista permite a la policía marroquí mantener detenciones hasta 96 horas sin formulación de cargos.

actualidad » en esta sección

buscador