Puerto Príncipe, 23 sep (EFE).- Decenas de haitianos salieron hoy a las calles de Puerto Príncipe para exigir la salida de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), que calificaron de “indeseable” e “intolerable”.

“Libertad o muerte. La Minustah debe salir”, gritaban los manifestantes durante el recorrido que se realizó sin incidentes y bajo custodia de agentes de la Policía.

Uno de los manifestantes dijo a la prensa que la fuerza multilateral es “indeseable” e “intolerable” en Haití.

Los protestantes declararon que la misión, establecida en Haití en 2004, “llegó ahora a su final”.

Asimismo, dijeron que desde la instalación de la Misión en el empobrecido país no se han organizado “buenos” comicios y que “los derechos humanos siguen siendo violados”.

Exigieron también indemnización por las miles de víctimas del cólera, que se desencadenó en Haití en 2010 y que informes técnicos atribuyen al vertido de aguas fecales del contingente nepalí de la Minustah a un río.

Los manifestantes exigieron, además, que se descarte al enviado especial de la ONU para Haití, el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton, de la escena política local, al tiempo que le calificaron de “colonialista”.

Además de ser copresidente de la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití (Cirh), Clinton es copresidente del recién creado Consejo Consultivo Presidencial para el Desarrollo Económico y las Inversiones, que aspira a crear 500.000 empleos en tres años en la empobrecida nación caribeña.

El rechazo a la Minustah se produce en medio del escándalo suscitado por la supuesta violación de un joven haitiano por parte de tropas uruguayas que forman parte del organismo armado multilateral.

La semana pasada una persona resultó herida y dos tiendas de campaña incendiadas durante violentas protestas realizadas en la capital de Haití para reclamar la salida del país de la Misión.

actualidad » en esta sección

buscador