NUEVA YORK, 23 septiembre 2011 (AFP) – El presidente de Haiti, Michel Martelly, dijo este viernes ante la ONU que la nación caribeña, devastada por un terremoto en 2010, ha vuelto a levantarse, pero llamó también a la comunidad internacional proseguir su cooperación.

“Haití está otra vez de pie, listo para un nuevo comienzo”, dijo Martelly, que asumió su cargo en mayo pero aún no pudo formar gobierno por trabas en el parlamento.

En un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, Martelly señaló sin embargo que su país está aún necesitado de asistencia internacional para llevar a cabo las obras de reconstrucción tras el terremoto de 2010 y décadas de devastadora pobreza.

Refiriéndose aparentemente a los planes para reducir las fuerzas de la misión de estabilización de las Naciones Unidas (Minustah), con más de 12.000 soldados, dijo que “nada sería más peligroso que las misiones abandonen un país antes de que se construya una alternativa nacional efectiva”.

También se refirió a las organizaciones de cooperación que prometen ayudas y luego no las concretan. “Es muy triste ver cómo la mano izquierda borra lo que ha hecho la mano derecha”, alertó.

Señaló que ese desfasaje puede ser “el resultado del difícil contexto económico mundial”, pero remarcó que “una larga espera puede conducir a frustraciones y causar daños, como en el caso de Haití”.

El ritmo de la reconstrucción ha sido lento en el país y cientos de miles de personas siguen viviendo en campamentos en la periferia de la desolada capital Puerto Príncipe.

actualidad » en esta sección

buscador