NUEVA YORK, 24 septiembre 2011 (AFP) - El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, pidió este viernes a las fuerzas navales de la OTAN retirarse del Golfo Pérsico, calificándolas como una amenaza a la seguridad.

Ahmadinejad fue consultado sobre las posibilidades de conflicto en el Golfo durante la conferencia de prensa final de su viaje a Nueva York para la Asamblea General anual de la ONU.

“Cualquier herramienta que pueda evitar enfrentamientos y un conflicto potencial será bienvenida. Y no creo que haya ninguna necesidad de confrontación”, dijo.

“Pero creo que la mejor solución a largo plazo para este problema es que las fuerzas extranjeras abandonen el Golfo Pérsico. No hay necesidad en el Golfo Pérsico de la presencia de fuerzas de la OTAN”, dijo el líder iraní.

Irán se encuentra en un creciente conflicto diplomático con los países occidentales por su programa nuclear. Occidente acusa a Irán de buscar una bomba nuclear, señalamiento que Ahmadinejad ha negado reiteradamente.

Estados Unidos y las marinas europeas han aumentado su presencia en el Golfo en los últimos años. Estados Unidos tiene una base naval en Bahréin y Francia abrió una base en Abu Dhabi, a unos 250 kilómetros de la costa iraní, en 2009.

“Las naciones de la región son perfectamente capaces de establecer y proporcionar su propia seguridad”, dijo Ahmadinejad.

El presidente iraní se presentó además como un defensor de los separatistas de Europa -desde Gales hasta el país vasco español-, de quienes dijo que han sido ignorados por Naciones Unidas.

Acusó de doble rasero al debate, al comparar el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU a Sudán este año al silencio respecto a décadas de luchas nacionalistas en algunos países de Europa occidental.

Destacando los recursos petroleros en Sudán del Sur, Ahmadinejad dijo que los gobiernos occidentales habían “muy fácil y muy en silencio apoyado el referéndum que tenía como objetivo dividir a Sudán, basados en la premisa de que era el derecho de las personas”.

“Pero por muchos, muchos años el pueblo de Irlanda ha estado luchando, en Escocia han estado luchando, en Gales han estado luchando, Córcega en Francia, el movimiento vasco en España”.

Sin embargo, Ahmadinejad dijo que ni el Consejo de Seguridad ni los gobiernos occidentales “han permitido ni que la palabra referéndum entre en este escenario”.

“Ni siquiera se permite pronunciar la palabra referéndum en estos lugares que he mencionado. Así que esta es una discriminación clara y tangible”, sostuvo.

actualidad » en esta sección

buscador