Foto: Alberto Corro / MPPRIJ / Foto Referecial

Caracas, 27 Sep. AVN .- El Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia (MIJ) ordenó este martes restituir de inmediato el servicio en todas las sedes operativas y administrativas del Instituto Autónomo de la Policía del estado Sucre (Iapes), así como el pleno ejercicio de sus labores a los efectivos que desde el pasado lunes intentaron paralizar las actividades en contradicción con sus obligaciones.

Así lo indica la resolución publicada en Gaceta Oficial número 39.765 con fecha lunes 26 de septiembre de 2011, firmada por el ministro para las Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, donde además se expresa que el incumplimiento de este mandato dará lugar a la imposición de las medidas disciplinarias correspondientes.

El MIJ resuelve en dicha resolución lo siguiente: “Artículo 1. Se ordena restituir de inmediato el servicio de policía en todas las sedes operativas y administrativas del Instituto Autónomo de la Policía del estado Sucre y el pleno ejercicio de sus funciones, con el cese de las protestas y dar cumplimiento estricto a las directrices emanadas en este Ministerio en materia del Servicio de Policía y Seguridad Ciudadana”.

A los 300 funcionarios que paralizaron sus actividades, se les abrirán procedimientos administrativos, respetando su derecho a la defensa y al debido proceso

“Artículo 2. El desacato de los funcionarios del Instituto Autónomo de la Policía del estado Sucre a la presente Resolución dará lugar a la imposición de las medidas disciplinarias correspondientes, sin perjuicio de la determinación de la responsabilidad penal en la que pudieren incurrir los funcionarios y funcionarias incursos en hechos ilícitos y de la posibilidad que tiene el Órgano Rector de intervenir o suspender el ejercicio de las funciones de ese cuerpo de policía”.

El servicio policial en el estado Sucre fue suspendido luego que funcionarios y funcionarias del Iapes iniciaran una protesta, violando el artículo 63 de la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana, el cual dispone que “los funcionarios y funcionarias policiales deben abstenerse de cualquier práctica que implique la interrupción, alteración o discontinuidad en la prestación del Servicio de Policía, no permitiéndose su asociación en sindicatos ni huelga”.

De 3.200 policías, sólo 300 se plegaron a esta acción bajo el argumento de exigir el pago de pasivos laborales como bonos de riesgo, vacaciones, prima de profesionalización, entre otros beneficios.

Recientemente, el gobernador del estado Sucre, Enrique Maestre, anunció que este grupo de funcionarios estaban haciéndose partícipes de factores de la derecha que pretenden generar conflictos dentro de la institución. “Pretendían desestabilizar al estado con apoyo mediático de la contrarrevolución”, refirió.

Por tal razón, indicó que el Iapes será reestructurado.

Maestre adelantó que como parte de la reestructuración se incluye la eliminación del Comando Interno de Operaciones Especiales, al cual pertenece la mayoría de los funcionarios que hasta el jueves pasado mantuvieron tomada la sede de la Comandancia General de Policías en Cumaná.

A los 300 funcionarios que paralizaron sus actividades, se les abrirán procedimientos administrativos, respetando su derecho a la defensa y al debido proceso.

En cuanto a la cancelación de los pasivos laborales, aclaró que continúan gestionando ante el Gobierno Nacional un crédito extraordinario para honrar los compromisos a todos los trabajadores dependientes del Ejecutivo de Sucre, entre ellos los efectivos policiales.

actualidad » en esta sección

buscador