Foto: REUTERS/Enrique De La Osa / Archivo

LA HABANA, sep 28 (Reuters) - Cuba denunció el miércoles a Estados Unidos por “amparar” actos terroristas contra la isla y exigió al Gobierno de Barack Obama el regreso de uno de sus agentes de inteligencia preso en ese país cuando el próximo mes cumpla su condena bajo cargos de espionaje y conspiración.

Un editorial del Gobierno cubano demandó el retorno a la isla de René González, uno de los cinco agentes de inteligencia presos desde 1998 en Estados Unidos, cuando salga de una cárcel en Pensilvania el 7 de octubre luego de 13 años de prisión.

Sin embargo, una jueza del Distrito Sur de Florida denegó una solicitud presentada por González para regresar a Cuba tras terminar su sentencia y dijo que debería permanecer en Estados Unidos otros tres años bajo un régimen de “libertad” supervisada.

“Esa decisión (…) constituye una represalia adicional deliberada impulsada por las mismas motivaciones de revancha política que caracterizaron los procesos judiciales amañados con los que se condenó a los Cinco Héroes en el año 2001″, dijo en portada Granma, diario del gobernante Partido Comunista.

“Es preciso demandar con toda energía que no se añada una injusticia más, que no se insista en un castigo adicional”, destacó.

Cuba considera que los cinco hombres, que pertenecieron a la llamada Red Avispa, son inocentes y solamente permanecían en Estados Unidos para proteger a la isla de actos de terror de grupos anticastristas radicados en Florida.

Los cinco fueron arrestados en 1998 y condenados en el 2001 a sentencias de entre 15 años y dos cadenas perpetuas por espionaje y conspiración.

El Gobierno del presidente Raúl Castro ha instado a Obama en el pasado a que libere a los cinco agentes, que son considerados “héroes” en la isla.

“Detrás de ella (la decisión) está el Gobierno de los Estados Unidos que durante años ha amparado el terrorismo contra Cuba, y protegido a individuos y organizaciones terroristas que radican en su territorio, responsables de haber causado la muerte, el dolor y el sufrimiento a miles de cubanos”, afirmó en el escrito.

La Habana y Washington son enemigos políticos desde hace medio siglo cuando el ex presidente Fidel Castro encabezó una revolución de izquierda en 1959, pero las relaciones tuvieron un breve descongelamiento con la llegada de Obama al poder.

No obstante, los acercamientos se vieron empañados por el encarcelamiento en Cuba del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel por delitos contra la seguridad del Estado.

actualidad » en esta sección

buscador