MIAMI, 28 septiembre 2011 (AFP) - La representación del gobierno de España en Estados Unidos intercede hasta último minuto “por cuestiones de principio” para evitar la ejecución de un cubano, probablemente nieto de un español, prevista para este miércoles en Florida, tras 33 años en el corredor de la muerte.

“Por cuestiones de principio, hemos escrito ayer al gobernador de Florida, Rick Scott, para intentar evitar esta ejecución, y aún cuando faltan pocas horas y las respuestas no han sido positivas, no perdemos las esperanzas”, dijo a la AFP Cristina Barrios, cónsul general de España en Miami.

“Tomamos esta causa porque desde nuestra constitución somos un país que se opone a la pena de muerte”, explicó la diplomática al indicar que han realizado diversas gestiones sobre el caso en los últimos meses.

Manuel Valle, de 61 años, lleva 33 años en el corredor de la muerte tras ser condenado por matar a un policía en 1978 en el sur de Florida (sureste del país). Su ejecución está prevista para las 16H00 locales (20H00 GMT).

De realizarse, se podría convertir en la primera persona ejecutada en Florida a la que se le administra la sustancia pentobarbital, un medicamento para tratar la epilepsia que en Estados Unidos se utiliza como componente de inyecciones letales.

La aplicación de esta pena de muerte se produciría una semana después de la controvertida ejecución de Troy Davis, un afroamericano de 42 años que se convirtió en un símbolo de la lucha contra la pena capital.

Davis, que luchó por su inocencia hasta el final en un caso repleto de dudas sobre su culpabilidad y una movilización internacional sin precedentes, recibió una inyección letal.

Barrios indicó que aunque tienen “noción de que a lo mejor el señor Valle tendría un abuelo español, no es por su parentesco que hemos asumido gestiones para evitar su ejecución”. “Ha sido por tratarse de una situación de carácter humanitario. Es como principio del gobierno de España”, reiteró la diplomática.

actualidad » en esta sección

buscador