La Habana, 28 sep (EFE).- El Gobierno del presidente Raúl Castro decidió reordenar por decreto el llamado Programa de Trabajadores Sociales surgido hace una década como uno de los principales proyectos de su hermano el expresidente Fidel Castro para enfrentar distintas problemáticas en la isla.

El nuevo decreto, publicado esta semana en la edición digital de la Gaceta de Cuba, dispone la “extinción” de las estructuras de ese programa, que ahora se integrará al trabajo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Esa cartera concentrará la función de “proponer, dirigir y controlar” la política oficial sobre prevención, asistencia y trabajo social, y propondrá cómo organizar la actividad y el destino de “los recursos humanos, materiales y financieros” que fueron asignados al Programa de Trabajadores Sociales.

En concreto, se eliminarán las estructuras de las comisiones del Sistema de Prevención y Atención Social y la Unidad Presupuestada Programa de Trabajadores Sociales.

Creado a inicios de la década pasada, el proyecto fue una de las principales ideas del expresidente Fidel Castro en medio de la llamada “Batalla de ideas” para fortalecer y defender la revolución cubana mediante nuevas iniciativas sociales, políticas y económicas.

En el año 2000 Fidel Castro inauguró en La Habana la primera Escuela de Trabajadores Sociales, y cinco años después el propio líder cubano destacó que el proyecto había graduado a más de 21.000 jóvenes.

Conocidos por muchos en la isla como el “ejército” de Fidel Castro, esos jóvenes participaron en diferentes “cruzadas” del Gobierno desde el trabajo social tradicional hasta operativos contra la corrupción.

En 2005 llegaron a sustituir a los empleados de las estaciones de servicio y garajes durante un operativo oficial para controlar la venta de combustible y frenar el fraude en ese sector.

actualidad » en esta sección

buscador