El gobernador del estado Nueva Esparta Morel Rodríguez aseguró que Conferry no recibía los dólares para hacer mantenimiento a sus unidades, ni para hacer la sustitución de repuestos. Por eso considera que se debió llegar a una conciliación antes que la expropiación.

Explicó que las fallas presentadas en el servicio de la empresa marítima se debían en gran medida a la obligatoria compra de repuestos y insumos necesarios para el sostenimiento de la organización en el exterior, lo que encarecía los procesos de producción. Agregó que otras empresas de los dueños de Conferry mantienen el mismo estado de deterioro debido a las políticas de Estado, “eso se ha venido abajo”, dijo.

También denunció que el país le debe 15 millardos a las gobernaciones lo que ha originado presión en los sindicatos y en todos los empleados públicos que dependen de las instancias de poder regional y local y reclaman mejoras salariales “los gobernadores están con las manos atadas”, expresó.

Rodríguez fustigó que el nuevo presupuesto nacional se esté planeando con base a 45 dólares por barril, lo que deja un margen de más de 50 dólares por cada barril “del petróleo del pueblo”.

Hizo referencia a la matanza de los perros encontrados en playa La Caracola. “Yo tenía la costumbre de llevarle comida a esos perros que estaban ahí, eran callejeros, pero que no tenían problemas de ningún tipo”.

Con información de Unión Radio

actualidad » en esta sección

buscador