QUITO, 29 septiembre 2011 (AFP) - Un juez ecuatoriano ordenó este jueves el encarcelamiento de un coronel de la Policía capturado por supuestos vínculos con un cártel mexicano al que le fueron confiscadas alrededor de 1,5 toneladas de cocaína en la frontera con Colombia, anunció el magistrado.

“Se dictó la medida cautelar de prisión preventiva” solicitada por la Fiscalía contra el coronel Galo Carrera, dijo a la prensa José María Mosquera, juez penal de la provincia costera de Esmeraldas (noroeste).

Carrera, quien fungía como comandante en Esmeraldas desde junio pasado, fue detenido el miércoles junto a dos colombianos y dos ecuatorianos sospechosos de tener nexos con una red criminal que usaba como fachada una ONG que enviaba ayuda alimentaria a países de Europa y África, según la Policía.

El oficial fue removido del cargo tras su detención.

“Se han determinado eventuales vínculos que podría tener el ex comandante de la provincia de Esmeraldas con el grupo de delincuentes que también está detenido”, señaló a periodistas el ministro del Interior, José Serrano.

Agregó que esas personas, capturadas en posesión de la droga, realizaron “visitas al comando” de Policía e “incluso a la casa del comandante”, además de que “hay una serie de llamadas” que involucrarían al oficial.

En los operativos fue incautada “una tonelada y media de cocaína aproximadamente” y medio millón de dólares, indicó Serrano, quien no descartó que “otros oficiales puedan haber estado operando con el coronel Carrera”.

Una fuente policial consultada el miércoles por la AFP aseguró que el cargamento “sería de una organización mexicana”, al parecer el cártel de Sinaloa.

“Los compañeros que estén en hechos ilícitos tendrán que estar con la justicia”, advirtió por su parte el comandante de la Policía, general Patricio Franco.

actualidad » en esta sección

buscador