BOGOTA, 29 septiembre 2011 (AFP) – Dos policías y un guerrillero muertos es el saldo de dos hechos registrados en los departamentos colombianos de Cauca y Nariño (sur), informaron este jueves autoridades policiales y civiles.

Inicialmente la policía dio cuenta del hallazgo de los cadáveres de dos auxiliares de esa institución que habían desaparecido el sábado cuando salieron de permiso.

De acuerdo con la información, los patrulleros de 19 y 20 años, quienes prestaban el servicio militar obligatorio desde hace tres meses, habrían sido secuestrados y asesinados por guerrilleros del frente 60 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Los cuerpos de las víctimas aparecieron en el río Sucio, en zona rural del municipio de El Tambo (Cauca). Los uniformados tenían como misión la vigilancia de un antena repetidora de comunicaciones en esa región.

El defensor del Pueblo (Ombusdman), Volmar Pérez, señaló en un comunicado de prensa que “las gestiones humanitarias que se adelantaron en procura de la liberación de los auxiliares de la policía que se encontraban prestando el servicio militar no tuvieron éxito”.

Y destacó que el hecho “constituye una grave infracción de las normas del Derecho Internacional Humanitario que establecen el respeto a las personas privadas de la libertad y el deber de tratarlas con humanidad”.

De otra parte, el ejército informó de la muerte de un presunto guerrillero del frente 29 de las Farc en combates registrados en zona rural del municipio de Leyva (Nariño).

Según el reporte militar, el presunto insurgente portaba un arma larga y dos granadas de fabricación casera.

Previamente el Ejército había dado cuenta del fallecimiento, en los mismos combates, de un subteniente de esa institución.

Las Farc, fundadas hace 47 años, son la principal guerrilla de Colombia, con unos 8.000 combatientes, según fuentes oficiales.

Los departamentos de Cauca y Nariño aparecen como dos de las regiones más afectadas por la acción de los grupos armados ilegales, guerrillas izquierdistas, bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares y organizaciones de narcotráfico.

Cauca y Nariño son estratégicos por su ubicación, ya sea para el tráfico de drogas y su envío por el Pacífico hacia Centroamérica y Estados Unidos, o para la movilización de los integrantes de las organizaciones ilegales.

actualidad » en esta sección

buscador