Foto: Archivo EFE/ Clarin

Buenos Aires, 29 sep (EFE).- Las autoridades argentinas rescataron en dos establecimientos rurales de la norteña provincia de Salta a 214 personas, algunas menores de edad y en su mayoría traídas de Bolivia y Paraguay, que trabajaban y vivían en “condiciones inhumanas”, según informaron hoy fuentes oficiales.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) señaló en un comunicado que los inmigrantes trabajaban todos los días de la semana por 1.030 pesos (243 dólares) al mes, y vivían en “chozas construidas con plásticos y palos sobre la tierra”, donde no había agua caliente, electricidad ni servicios sanitarios.

Para su alimentación, los trabajadores no tenían otra opción que comprar la mercadería a sus empleadores, que luego les descontaban los importes de sus sueldos.

El campo donde realizaban las tareas de desmonte tampoco contaba con los materiales para primeros auxilios, “algo necesario ya que es frecuente la presencia de víboras”, ni con “ningún elemento de seguridad laboral” ni la “indumentaria requerida por el alto riesgo que implica este tipo de tarea”, denunció la AFIP.

actualidad » en esta sección

buscador