Foto: EFE/Peter Foley/archivo

NUEVA YORK, 30 septiembre 2011 (AFP) - El Consejo de Seguridad de la ONU continuaba dividido el jueves respecto a la adopción de una resolución que mencionara la amenaza a sanciones contra Siria, según diplomáticos.

Los países occidentales y Rusia han propuesto cada uno un proyecto de resolución sobre Siria, donde la sangrienta represión de las protestas ha dejado más de 2.700 muertos desde marzo, según diplomáticos de la ONU.

Gran Bretaña, Francia, Alemania y Portugal insisten en que cualquier resolución mencione al menos la amenaza de sanciones contra el régimen de Bashar al Asad.

“Todavía hay diferencias. Queremos mantener el mensaje esencial de la resolución: si la represión y la violencia no cesan, se tomarán medidas”, dijo el embajador alemán ante la ONU, Peter Wittig.

Pero Rusia se opone a cualquier referencia a sanciones en el texto. “Y no estamos solos en esta posición”, dijo el representante ruso ante la organización, Vitaly Churkin.

actualidad » en esta sección

buscador