Foto: EFE/Harold Escalona/Archivo

(Caracas, 30 de septiembre de 2011) A solicitud del Ministerio Público (MP), fue privado de libertad Silxon Oquendo por su presunta participación en el robo en la residencia del exbeisbolista profesional Pompeyo Davalillo, hecho ocurrido el 28 de agosto en Maracaibo, estado Zulia.

El fiscal 9° de esa jurisdicción, José Luis Rincón, imputó al hombre por la presunta comisión del delito de robo agravado, previsto y sancionado en Código Penal.

En este sentido, el Tribunal 10° de Control del estado Zulia, con base en los elementos de convicción expuestos por el fiscal, dictó medida privativa de libertad contra Oquendo y ordenó su reclusión en el Centro de Arrestos Preventivos El Marite, hasta la presentación del acto conclusivo.

El día antes citado, a las 10 de la noche, tres hombres armados ingresaron a la fuerza a la residencia de Davalillo, ubicada en el barrio Francisco de Miranda, y lo sometieron a él y a dos de sus hijas.

Uno de los hombres se llevó a las víctimas a una de las habitaciones donde los mantenían apuntados con un arma de fuego, mientras que los otros dos hombres cargaron con una computadora, joyas, dinero, seis teléfonos y un reloj que el Presidente de la República le regaló al exbeisbolista.

Una vez que el trío de hombres huyó, Davalillo denunció el robo ante funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

El 21 de septiembre, las víctimas se encontraban en el centro comercial Galerías en Maracaibo, donde observaron a Oquendo y lo identificaron como uno de los hombres que habría participado en el robo, por lo que de inmediato informaron a las autoridades.

Por tal motivo, el fiscal solicitó al Tribunal de Control una orden de aprehensión contra el hombre, por lo que funcionarios policiales procedieron a su detención.

Davalillo jugó en las Grandes Ligas con los Senadores de Washington en 1953 y fue campeón por varias temporadas como manager de los Leones del Caracas.

actualidad » en esta sección

buscador