Foto: EFE/Claudio Onorati/archivo

MIAMI, 30 septiembre 2011 (AFP) - Las autoridades de Alabama están estudiando cómo implementar una propuesta para presos por delitos menores que prevé conmutar la pena por asistir regularmente a la iglesia, entre otras ofertas alternativas que molestaron a líderes civiles en este estado del sureste de Estados Unidos.

El programa impulsado por el departamento de policía de la ciudad de Bay Minette, en Alabama, se denomina “Restauremos nuestra comunidad” y ofrece a aquellos delincuentes no violentos y que cumplen penas por delitos menores cambiar la celda por asistir semanalmente a la iglesia de su culto preferido, indicó un comunicado obtenido por la AFP.

La asistencia a los templos religiosos sería supervisada por la policía local o autoridades competentes.

El programa debía empezar a aplicarse esta semana pero fue aplazado debido a la molestia que causó entre algunos líderes sociales, entre ellos a la Unión de Derechos Civiles (ACLU).

Para esta organización, la propuesta es una violación “flagrante” a la constitución de Estados Unidos, que establece la separación de la iglesia y el Estado.

“Es bueno escuchar que están dilatando la propuesta”, dijo la directora ejecutiva de ACLU Alabama, Olivia Turner, al portal en línea www.al.com.

“Nunca se obligará a ninguno de los participantes a sumarse a cualquiera de las opciones que incluye el programa con el componente de la fe”, explicó un comunicado del Departamento de Policía.

Por el momento, las autoridades no quieren dar declaraciones a la prensa sobre este tema “hasta que no se haya completado la revisión del programa”, indicaron tras precisar que la alcaldía de Bay Minette pedirá a la Fiscalía General de Alabama revisar la polémica propuesta.

actualidad » en esta sección

buscador