BUENOS AIRES, 4 octubre 2011 (AFP) - La Corte Suprema de Justicia de Argentina denegó el martes el pedido de extradición del ex marino Alfredo Astiz solicitado por Francia por el caso de la desaparición de las monjas Alice Domon y Léonie Duquet en la última dictadura (1976-1983).

La Corte declaró “improcedente” el pedido de extradición del ex capitán de la Marina solicitado en abril de 2010 y que fue resultado de un procedimiento iniciado en 1990, tras la condena en ausencia de Astiz a cadena perpetua por parte de un tribunal francés por la desaparición de las religiosas.

Francia ya había pedido la extradición del ex militar de 59 años, alias “El Ángel Rubio de la Muerte”, en 1990, 2001 y 2003, recibiendo cada vez una respuesta negativa.

La Corte consideró ahora que la jurisdicción penal argentina se está ejerciendo contra el ex marino sobre la base del principio de territorialidad, ya que el ex militar afronta un juicio oral en el país.

El cuerpo de Léonie Duquet fue encontrado en una playa argentina e identificado años después, pero el de Domon nunca se encontró.

Astiz y otras 18 personas están siendo juzgados en un juicio abierto en diciembre de 2009 por delitos de lesa humanidas cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), entre éstos los casos de las dos monjas.

Por la ESMA pasaron unos 5.000 de los 30.000 desaparecidos durante la dictadura militar, según organismos de derechos humanos.

Astiz fue condenado también a prisión perpetua en ausencia en Italia por crímenes cometidos durante la dictadura y está encausado por la desaparición de la joven sueca Dagmar Hagelin.

actualidad » en esta sección

buscador