Foto: Reuters/archivo

SAN JUAN, 5 octubre 2011 (AFP) - El gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, sorprendió a sus opositores al proponer un nuevo plebiscito sobre el estatuto de la isla frente a la relación colonial de 113 años que mantiene con Estados Unidos, lo que generó este miércoles una lluvia de críticas.

Fortuño, líder del anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP) y miembro del Partido Republicano de Estados Unidos, anunció en un mensaje en cadena de radio y televisión, que independientemente de las posturas del presidente Barack Obama o del Congreso estadounidense buscará solucionar el estatus de Puerto Rico.

“El Congreso (estadounidense) no actuó, pero nosotros vamos a actuar, porque es tu derecho decidir con tu voto directo y secreto tu preferencia sobre el estatus que tú quieres para los hijos y nietos de esta patria puertorriqueña”, dijo Fortuño.

La propuesta para celebrar el referendo en agosto de 2012 será presentada este miércoles a la Asamblea Legislativa.

El gobernador sostuvo que el informe del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca sobre Puerto Rico, emitido en marzo pasado, señala que la condición política actual de la isla es la de un territorio de los Estados Unidos, sujeto a la cláusula territorial de la Constitución federal.

“Eso quiere decir que no tenemos los poderes necesarios para progresar ni los que tendríamos si fuéramos un Estado, ni los que tendríamos si fuéramos una República, ya sea totalmente independiente o en una relación de libre asociación soberana”, dijo Fortuño.

Desde 1952 la isla es un estado libre asociado (ELA) sin poderes soberanos.

El presidente Barack Obama dijo en días pasados que Puerto Rico no será anexado si obtiene el 51 por ciento en un plebiscito, lo que molestó al partido gobernante de la isla caribeña.

La primera fase del plebiscito es para que los puertorriqueños decidan entre seguir bajo el actual ELA o si prefieren un estatuto “no territorial y no colonial”.

La segunda fase permitirá votar por la anexión total, la independencia o un ELA soberano.

El senador Alejandro García Padilla, presidente del Partido Popular Democrático (PPD), principal de oposición, y defensor del estatuto actual, rechazó la propuesta de plebiscito al considerarla una distracción a los problemas de inseguridad y desempleo (16%) que tiene el país.

El secretario general del minoritario Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, anunció que respaldaría la consulta para lograr una votación mayoritaria “en contra de la colonia”.

Otras organizaciones minoritarias, como el Movimiento Unión Soberanista (MUS) y Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), se oponen al derroche de dinero en el plebiscito y también reclaman concentrarse en problemas más urgentes del país.

actualidad » en esta sección

buscador