Bruselas, 6 oct (EFE).- La ONG defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) instaló a los países europeos sospechosos de haber albergado centros ilegales de detención de la CIA, a colaborar con las investigaciones y “no esconderse tras el secretismo”.

La ONG pidió a los países europeos supuestamente implicados en estas prácticas que cumplan con su obligación de investigar todas las denuncias de violaciones de derechos humanos.

Amnistía Internacional se refirió de forma particular, se refirió a Lituania, Macedonia, Polonia, Portugal, Rumanía y el Reino Unido.

Esta petición se produjo mientras la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa tenía previsto votar hoy en Estrasburgo una resolución y recomendación sobre el abuso del secreto de Estado, en el contexto de los programas secretos de detención de la inteligencia estadounidense.

“La resolución del Consejo de Europa debería recordar a los gobiernos europeos que invocar el secreto de Estado no debe emplearse como una barrera a la responsabilidad o complicidad en los programas de la CIA”, señaló el director de la oficina de AI ante las instituciones europeas, Nicolas Beger.

En su opinión, los gobiernos no deberían poder invocar el secreto de Estado o la confidencialidad sobre una información, si eso supone un obstáculo a una investigación independiente, imparcial y completa de supuestas violaciones de los derechos humanos; si implica que los autores sean hallados culpables, o si evita que las víctimas sigan recibiendo reparaciones.

Berger indicó que, “mientras que puede estar justificado mantener cierta información al margen del conocimiento público (por ejemplo, cuando se pone en riesgo la identidad de persona), AI cree que los procesos para determinar responsabilidades deberían cumplir siempre con las obligaciones en materia de derechos humanos de los países”.

actualidad » en esta sección

buscador