Santiago de Chile, 7 oct (EFE).- Los chilenos comenzaron a participar hoy en todo el país en el Plebiscito Nacional por la Educación (no vinculante), una iniciativa del Colegio de Profesores y otras organizaciones que busca conocer la opinión de los ciudadanos respecto a los cambios que los estudiantes solicitan desde mayo.

De acuerdo con el Colegio de Profesores, en el inicio de la actividad fueron conformadas unas 10.000 mesas, ubicadas en lugares públicos, en sedes regionales de la Central Unitaria de Trabajadores y en otros locales facilitados para la ocasión y en las que todos los mayores de 14 años podrán votar con su cédula de identidad.

En el plebiscito, los ciudadanos deben contestar si están de acuerdo con que exista una educación pública gratuita y de calidad garantizada por el Estado y que los colegios vuelvan a depender del Ministerio de Educación en forma descentralizada, participativa y autónoma.

Del mismo modo, si comparten que el lucro con fondos públicos sea prohibido en todos los niveles de la educación chilena y si están de acuerdo con incorporar el plebiscito vinculante, convocado por los ciudadanos, para resolver los problemas fundamentales de carácter nacional.

En varios lugares de votación se generaron pequeñas discusiones respecto de “la verdadera importancia” de la actual iniciativa que culmina mañana sábado, ya que legalmente no tendrá ninguna injerencia en las decisiones que pueda tomar la autoridad en el sector de la educación.

También las personas pueden votar en el sitio votociudadano.cl, donde primer deben digitar el número de su cédula de identidad y después pronunciarse sobre la materia en cuestión.

La actividad está encabezada por el movimiento “Consulta y los Derechos Ciudadanos’, que desde hace 24 años trabaja para que se incluya el plebiscito en la Constitución.

Los resultados de este plebiscito no vinculante se darán a conocer el próximo 10 de octubre.

El Gobierno chileno descartó este viernes hacer una nueva propuesta al movimiento estudiantil, tras la ruptura del diálogo que buscaba una solución a las movilizaciones.

La postura del Gobierno “ya está clara”, afirmó el ministro de Educación, Felipe Bulnes, durante un congreso de la Asociación de Colegios Particulares de Chile.

El Gobierno ha descartado la demanda estudiantil de una enseñanza gratuita para todos, con el argumento de que supone que los pobres financiarían la educación de los ricos.

En cambio, ha propuesto aumentos sustantivos de becas para los alumnos de sectores pobres y clase media baja, lo que ha sido rechazado por los estudiantes, pues a su juicio no significa cambio alguno en el sistema educativo.

La discrepancia llevó a los estudiantes a retirarse del diálogo con el Gobierno, que los ha instado a regresar a las negociaciones, pero sin flexibilizar sus posiciones.

También en esta jornada el presidente Sebastián Piñera se refirió al tema al señalar que la única manera de destrabar el conflicto estudiantil es con el diálogo y no con la violencia, en alusión a los graves disturbios ocurridos el jueves en manifestaciones de estudiantes.

“La forma verdadera de avanzar en forma sólida es con buenas ideas, buena voluntad y buen diálogo y no con violencia, ni piedras ni bombas molotov”, añadió Piñera.

actualidad » en esta sección

buscador