Kabul, 9 oct (EFE).- Los talibanes utilizaron hoy un burro cargado de explosivos para atentar sin éxito contra las fuerzas de seguridad afganas en la provincia occidental de Herat, en lo que calificaron como una nueva estrategia en su lucha.

“El burro bomba es una nueva táctica de nuestros muyahidines. Los enemigos deben comprender que tenemos métodos similares a éste”, explicó a Efe el portavoz talibán Mohamed Yusuf Ahmadi.

Según una fuente policial citada por la agencia local AIP, los integristas adhirieron un artefacto explosivo al cuerpo del asno y lo detonaron por control remoto cuando el animal caminaba cerca de una clínica en un mercado del distrito de Rabat Sangi.

De acuerdo con esta versión, en el incidente sólo falleció el burro, aunque el portavoz insurgente consultado por Efe aseguró que el ataque causó la muerte de dos policías e hirió a otros tres.

Los artefactos explosivos -colocados en carreteras, coches, bicicletas o motos generalmente- y los atentados suicidas, a menudo cometidos por menores, son los métodos más utilizados por los integristas para hostigar a las fuerzas de seguridad en Afganistán.

Los “burros bomba” no son tan habituales, aunque hay constancia de que los talibanes los han empleado con anterioridad, al menos en dos ataques en las provincias sureñas de Kandahar en 2008 y de Helmand en 2009.

La guerra afgana se encuentra actualmente en uno de sus momentos más violentos, justo cuando se acaba de cumplir el décimo aniversario de la invasión de EEUU.

Las tropas de la OTAN comenzaron el pasado julio la retirada progresiva del país asiático, un repliegue que concluirá en 2014 y que los talibanes dijeron este viernes que es consecuencia del éxito de su lucha.

actualidad » en esta sección

buscador