Varsovia, 9 oct (dpa) - Falsas alertas de bomba retrasaron hoy las votaciones en dos locales electorales en las comicios parlamentarios que se celebran en Polonia, a los que están llamados más de 30 millones de votantes.

Una mujer de 70 años fue arrestada en Lublin, en el sureste del país, tras depositar supuestamente un paquete sospechoso cerca de la entrada del local electoral. En Gorzow Wielkopolski, en el oeste, también se retrasó la votación dos horas y media después de que la policía notificara de la existencia de un paquete sospechoso. Ambos resultaron ser bombas ficticias.

El presidente polaco, Bronislaw Komorowski, votó en un local abarrotado en un instituto de Varsovia. El primer ministro, Donald Tusk, votó en el mismo lugar una hora más tarde.

Las últimas encuestas atribuyen ventaja al partido liberal Plataforma Cívica (PO) del primer ministro Tusk, frente a su principal rival, el opositor Derecho y Justicia (PiS) de Jaroslaw Kaczynsky, aunque se prevé un resultado ajustado.

Mientras Tusk centró su campaña en la garantía de asegurar fondos procedentes de la Unión Europea para modernizar las infraestructuras del país, Kaczynski aboga por una posición más dura en sus relaciones con Alemania y Rusia.

Las elecciones están siendo obervadas por delegaciones de Egipto, Túnez y Libia, que señalaron que quieren introducir procedimientos similares tras las reformas democráticas que tienen lugar en sus países.

actualidad » en esta sección

buscador