Video: VTV 10 de octubre de 2011

La decisión de adoptar o no las recomendaciones que harán diferentes países a Venezuela luego de la presentación del Examen Periódico Universal de los derechos humanos, sólo le corresponde al Estado como parte del ejercicio de su soberanía, aseguró Laura Dupoy,presidenta del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas .

En ese sentido, explicó que “la adopción de las propuestas es un acto soberano y un compromiso político de cada Estado, con las cuales se debe comprometer para hacerle seguimiento al avance de los derechos fundamentales de los ciudadanos”.

“El día de hoy Venezuela se encuentra procesando aún qué consideraciones de las que ha recibido el Examen Periódico Universal de Derecho Humanos, podrán ser aprobadas ahora mismo y qué otras se llevarán a nivel nacional para considerarlas más adelante para la sesión de marzo de nuestro Consejo”, sostuvo.

“Esperamos también que aquellas que decida rechazar signifiquen algo provechoso para todo el país y que pueda aceptar el mayor número de recomendaciones posibles y las que no pudiera finalmente en este momento aceptar las tenga a consideración, ya que el tema de los DD HH es muy dinámico y se construye a base de dialogo social amplio e inclusivo”, explicó

Del mismo modo, informó que el proceso de dialogo y evaluación “es un proceso más corto, consiste en una hora y el Estado termina de responder a las consideraciones que le han sido recomendadas. Asimismo, tiene la posibilidad de responder preguntas que se le hayan formulado de forma escrita por otras delegaciones pero es voluntario y puede manifestar compromisos a futuro”.

Sobre la obligatoriedad de asumir las recomendaciones generadas por este ente internacional, Dupoy aseguró que “realmente se trata de un acto soberano, lo que existe es un comprimiso que asume el Estado ante la Comunidad Internacional. Siempre se seguirá muy de cerca el proceso de las recomendaciones que el país tenga a bien aceptar, en el caso contrario igual se hace el seguimiento si significa un problema para la estabilidad de las relaciones internacionales”.

Por su parte, el embajador de Venezuela ante el Consejo, Germán Mundaraín, afirmó que los Estados que reciben recomendaciones no están obligados a cumplir con ellas porque en algunas ocasiones “se han presentado disparates jurídicos”.

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, será quien en representación del país suramericano determine cuáles medidas se acogen, mientras que las rechazadas serán “aquellas que vulneren la Constitución, la legalidad y la dignidad del país”, dijo el diplomático venezolano el pasado sábado.

Con información de AVN

actualidad » en esta sección

buscador