Foto: REUTERS/Yemen TV via Reuters TV

Saná, 10 oct (EFE).- El jefe de las tropas disidentes yemeníes, el general Ali Mohsen al Ahmar, acusó hoy al presidente del país, Ali Abdalá Saleh, de haber manipulado los resultados de las elecciones presidenciales de 2006, en las que el gobernante ganó con un 78 por ciento de los votos.

“El presidente se sorprendió por la victoria de su rival Faisal bin Shamlen y, por lo tanto, ordenó no publicar los resultados en su momento y hacerlo con tres días de retraso”, dijo a los periodistas Al Ahmar.

En la sede de la Primera Brigada Blindada en Saná, dirigida por el general desertor, Al Ahmar explicó que visitó a Saleh la víspera de que se anunciaran los resultados y que éste le dijo: “El ordenador se equivocó e hizo ganar a Bin Shamlen”.

Por ello, el general expresó sus dudas sobre la legitimidad constitucional esgrimida por el gobernante para continuar en el poder.

En 2006, Saleh consiguió el 78 por ciento de los votos y Bin Shamlen, el candidato de la oposición, el 21 por ciento.

“¿Sobre qué legitimidad constitucional habla el presidente?”, se preguntó Al Ahmar, que era un fuerte aliado de Saleh hasta que decidió el pasado marzo desertar y apoyar a las protestas de opositores que piden la caída del jefe del Estado yemení.

Saleh, que regresó el pasado 23 de septiembre por sorpresa a Yemen, dijo hace dos días que dimitirá como reclaman los manifestantes en su país, pero que no dejará el poder en manos de la oposición.

La televisión yemení informó de las palabras de Saleh en esa reunión, en la que aseguró que su renuncia se producirá “en los próximos días”.

A su vuelta a Saná, el presidente volvió a comprometerse con el traspaso pacífico del poder que figura en un plan del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) e instó a los opositores a alcanzar el poder mediante elecciones.

Desde finales de enero pasado, Yemen vive una revuelta popular que se ha recrudecido en las últimas semanas con la muerte de más de un centenar de personas.

actualidad » en esta sección

buscador