Foto: AP/archivo

Naciones Unidas, 10 oct (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU prevé votar esta semana un proyecto de resolución sobre Yemen en el que se pedirá el fin de la violencia en el país árabe y que se inicie un proceso pacífico de transición que conlleve el abandono del poder del presidente Alí Abdalá Saleh.

Así lo explicó hoy a Efe una fuente diplomática occidental, que indicó que el texto ha sido redactado por el Reino Unido en colaboración con Francia y Estados Unidos, y que podría presentarse mañana mismo a los quince miembros del máximo órgano internacional de seguridad para evaluar su rápida votación.

“El mensaje que queremos trasladar es que es necesaria una transición ordenada, pacífica y democrática sin más retraso para Yemen”, aseguró la misma fuente, que dijo que el texto inicialmente preparado contempla “la condena de la violencia en el país” y solicita “un alto el fuego inmediato”.

El proyecto de resolución pedirá además que Saleh inicie el proceso para abandonar el poder en lo que supone, según esa fuente diplomática, un respaldo a los esfuerzos mediadores del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que trata desde hace meses de lograr una salida pacífica a la crisis que vive el país árabe.

Los países occidentales presentes en el Consejo de Seguridad esperan que la votación de esa resolución se produzca en los próximos días y en cualquier caso “antes de que llegue el fin de semana”, según la misma fuente diplomática.

Señaló, asimismo, que para estar seguros de que el proyecto sale adelante “hay que esperar a conocer la opinión de Rusia”, aunque reconoció que Moscú ha mostrado en alguna ocasión su respaldo a una reacción más contundente del Consejo de Seguridad sobre la situación en Yemen más allá de los comunicados emitidos hasta ahora por ese órgano de Naciones Unidas.

Este mismo lunes los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) volvieron a instar al presidente Saleh a que permita una transición política en el país y advirtieron de que estudiarán tomar medidas si continúa el bloqueo político en el país.

Saleh regresó por sorpresa a Yemen el pasado 23 de septiembre, después de haber sido gravemente herido en un atentado contra el palacio presidencial en junio pasado y tratado de sus heridas en Arabia Saudí.

A su regreso, el mandatario volvió a comprometerse con el traspaso pacífico del poder que figura en un plan del CCG e instó a los opositores a alcanzar el poder mediante elecciones, mientras que el pasado sábado dijo a una delegación de parlamentarios que dimitirá, pero que no dejará el poder en manos de la oposición.

Desde finales de enero pasado, Yemen vive una revuelta popular que se ha recrudecido en las últimas semanas con la muerte de más de un centenar de personas.

Gobierno de Yemen ataca a mujeres opositoras

El grupo en defensa de los derechos humanos Avaaz dijo hoy que las fuerzas de seguridad de Yemen abrieron el fuego este lunes contra manifestantes opositores poniendo en la mira, en particular, a las mujeres que participaban en la protesta.

Las protestas se produjeron en la ciudad de Taiz, en donde más de 400.000 personas salieron a las calles en contra del presidente Ali Abdullah Saleh.

Los manifestantes llevaban carteles con imágenes de las mujeres presuntamente atacadas por fuerzas de seguridad, ya que en los últimos dos días al menos 38 mujeres han resultado heridas en Taiz, indicaron fuentes médicas.

“Dos de ellas tenían heridas en la cabeza y otras seis mujeres todavía se encuentran internadas”, dijo el médico Yasser al Nusari.

Estos episodios se producen pocos días después de que la activista yemení que actúa en defensa de los derechos de la mujer Tawakkul Karman fuese premiada con el Nobel de la Paz.

Karman, la primera mujer árabe que obtuvo el célebre premio, lo compartió con la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y la activista liberiana Leyman Gbowee.

En la capital, Saná, y en la provincia de Ibb también se reunieron numerosas personas para denunciar los ataques a manifestantes mujeres.

Miles de personas exigen desde febrero la renuncia de Saleh. Desde el inicio de las protestas han muerto al menos 1.480 personas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

actualidad » en esta sección

buscador