Foto: Reuters/archivo

Reino Unido intentará reducir la cota anual de admisión de inmigrantes laborales y elaborar nuevos tests para los deseos de recibir el permiso de residencia o la ciudadanía británica, anunció hoy el primer ministro, David Cameron.

Al pronunciar un discurso programático sobre problemas de inmigración en Londres, Cameron dijo que el sistema de puntos (Points Based System) introducido por el Gabinete anterior, el laborista, que permitía llegar al país para trabajar sin tener invitación de un empresario, “inducía a error” y “fracasó por completo”.

Llegaban individuos de nivel educacional de bachillerato, de los que muchos o no encontraban empleo o encontraban uno de baja calificación.
Añadió que luchará por reducir el número de los inmigrantes hasta decenas de miles al año, en comparación con los actuales centenares de miles (en 239 al país llegaron 239 mil extranjeros).

Con información de Ria Novosti

actualidad » en esta sección

buscador