Foto Referencial: REUTERS/Fredy Builes

Bogotá, 11 oct (EFE).- El último bombardeo de las Fuerzas Armadas colombianas a un campamento de las Farc pudo dejar hasta 30 rebeldes heridos y once muertos, por lo que es muy probable que el número de decesos aumente en las próximas horas, confirmaron a Efe fuentes oficiales.

“Es muy posible que el número de muertos aumente hasta por lo menos catorce”, dijo el jefe de la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional (Dirán), el general Luis Alberto Pérez, al indicar que tropas tanto de la Policía como del Ejército avanzan en la zona del bombardeo para verificar esos datos.

La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) bombardeó el lunes una base de la Columna Móvil “Antonia Santos” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en la zona rural de Sardinata, población del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

Tras el ataque aéreo, la fuerza pública se incautó en ese lugar de ocho fusiles, dos pistolas, varios morteros y explosivos, entre otros pertrechos.

Adicionalmente la Dirán informó de que en Sardinata, población cercana al lugar donde tuvo lugar el bombardeo, se incautaron adicionalmente de 342 kilogramos de cocaína que supuestamente iban a ser transportados hacia Venezuela.

En esa acción fueron detenidos tres colombianos que llevaban la droga en dos camiones, uno de matrícula venezolana.

Pérez explicó que la acción tuvo lugar tras una investigación conjunta iniciada hace un año por las fuerzas policiales de élite antiextorsión y antidroga a reductos del frente 33 de las Farc.

actualidad » en esta sección

buscador