Buenos Aires, 11 oct (EFE).- A un mes del cierre de la votación, los responsables del concurso por el que se elegirán siete nuevas maravillas naturales en el mundo sobrevolaron hoy en dirigible las Cataratas del Iguazú, la única finalista argentina, informaron a Efe fuentes oficiales.

En la recta final del concurso, el presidente de la fundación suiza New 7 Wonders (N7W), Bernard Weber, y el director comercial, Jean Paul de la Fuente, están realizando una visita de tres días para recorrer por aire, tierra y agua el imponente paraje natural situado en la frontera entre Argentina y Brasil.

A pesar de las condiciones climáticas adversas, que demoraron algunos paseos, los directivos han podido visitar tanto el lado argentino como brasileño en sus tradicionales recorridos a pie y en lancha, y manifestaron su voluntad de que esta reserva natural resulte una de las siete ganadoras, según explicó a Efe el responsable del Parque Nacional Iguazú, Daniel Crosta.

“La Cataratas del Iguazú son un lugar especial, donde uno puede vivir y sentir el poder de la naturaleza en toda su magnitud”, señaló Weber en una conferencia de prensa en la que destacó que lo que más le impresionó fue “el contraste entre la tranquilidad del río en la parte superior y el fragor de los saltos aguas abajo”.

Como parte de la campaña de promoción del concurso, los responsables de N7W están recorriendo las 28 finalistas de todo el mundo, entre las que están el Salto del Ángel (Venezuela); las Islas Galápagos (Ecuador); el Mar Muerto (Israel); el Gran Cañón (EE UU) y la gran barrera de coral en Australia y Papúa Nueva Guinea, entre otras muchas.

La votación, en la que se puede participar por internet o por mensaje telefónico, cierra el próximo 11 de noviembre, cuando se darán a conocer cuáles son los siete nuevos paisajes naturales más destacados del mundo.

Desde que las Cataratas del Iguazú fueron postuladas hace dos años para participar en este popular concurso, las visitas al paraje se incrementaron notablemente, y se espera que lo hagan todavía en mayor medida si finalmente quedan entre las ganadoras.

El año pasado el Parque Nacional de Iguazú, por el que se recorren las cataratas desde el lado argentino, recibió un récord de 1,2 millones de visitas, cifra que este año esperan superar en al menos 100.000 personas.

Los directivos de N7W pronostican que en esta nueva edición del concurso se superarán los 1.000 millones de votos, por delante de los 103 millones registrados en la competición en la que se eligieron las primeras siete maravillas del mundo en 2007.

Esas siete maravillas recibieron, en conjunto, un impacto económico adicional de 5.000 millones de dólares tras su designación, llegando incluso a triplicarse las visitas, como ocurrió en el caso de Petra (Jordania), según la fundación.

actualidad » en esta sección

buscador