WASHINGTON, 13 octubre 2011 (AFP) - El complot para asesinar al embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos es indiscutiblemente atribuible a los iraníes, y el gobierno iraní debe dar explicaciones, afirmó el presidente Barack Obama este jueves.

“No habríamos presentado el caso a menos que supieramos exactamente cómo probar las afirmaciones contenidas” en la denuncia, dijo Obama, agregando que altos funcionarios del gobierno iraní deben dar explicaciones.

actualidad » en esta sección

buscador