TOKIO, oct 14 (Reuters) - Japón debería ser menos conservador en la limpieza de las amplias zonas contaminadas por la radiación del peor desastre nuclear del mundo desde Chernóbil, según indicó el viernes un equipo de expertos nucleares de la ONU que visita el país.

Japón tiene que limpiar la central nuclear de Daiichi en Fukushima, que se encuentra a 240 kilómetros al noreste de Tokio y que se vio afectada por un tsunami en marzo, así como las zonas circundantes.

La planta, dañada por un devastador terremoto y posterior tsunami, ha emitido radiación, avivando la preocupación pública y forzando a unas 80.000 personas a dejar sus hogares después de que el Gobierno prohibiera la entrada en un radio de 20 kilómetros en torno a Daiichi.

Retirar las capas superiores de la tierra en las zonas contaminadas por la radiación es uno de los métodos que está considerando Japón, pero el equipo de 12 expertos enviados por la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA), con sede en Viena, dijeron que podría ser poco práctico.

“No estamos diciendo que la estrategia del Gobierno sea demasiado conservadora, lo que queremos es evitar que el Gobierno sea demasiado conservador en el futuro”, indicó Tero Tapio Varjoranta, el vice director del equipo.

Los trabajos para poner a la central bajo control han progresado de forma constante, pero Japón aún se enfrenta al desafío de descontaminar una amplia extensión de tierra afectada por el accidente, y que el Ministerio de Medio Ambiente estima en unos 2.400 kilómetros cuadrados, una zona aproximadamente del tamaño de Luxemburgo.

El Ministerio de Medio Ambiente japonés ha dicho que el método de retirar la capa superficial de la tierra podría suponer unos 29 millones de metros cúbicos de residuos tóxicos de los que habría que hacerse cargo.

Encontrar un lugar final de almacenamiento para los vertidos se considera un gran problema para el Gobierno.

“Cuando son aplicables, hay métodos que no requieren almacenamiento. Hay unas 60 tecnologías de remedio disponibles. Estamos recibiendo consejos de nuestras experiencias en Chernóbil, donde se cometieron muchos errores”, dijo Varjoranta.

Algunos de los métodos son mezclar la tierra retirada con material limpio para construir carreteras y diques de contención, o almacenarlas en varias capas, indicó la IAEA.

El equipo del organismo, que termina el sábado su misión de nueve días, presentará un informe final al Gobierno japonés el mes que viene.

“La palabra ‘conservador’ aparecía varias veces en el informe. Estamos trabajando basándonos en el concepto de seguridad pública y no creo que eso esté mal”, comentó Goshi Hosono, ministro de Medio Ambiente japonés, después de recibir un borrador del informe de manos de los delegados de la IAEA.

“Tenemos que tener en cuenta su consejo cuando creemos nuestra guía para el almacenamiento de vertidos radiactivos”, agregó.

actualidad » en esta sección

buscador