Vietnam.- Nguyen Thi Phuong, vietnamita de 26 años, parece una septuagenaria, con un rostro flácido y con exceso de arrugas. Varios médicos la han tratado sin poder detener el deterioro de su piel ni su condición.

Su historia comenzó en 2008, después de que una grave reacción alérgica tras ingerir marisco le provocara un envejecimiento prematuro de la piel, obligándola a someterse a tratamientos y usar máscaras en público.

Los médicos siguen tratando de encontrar la causa de su súbito envejecimiento, y es hasta este momento que se presentan a los medios en busca de otras ayudas y alternativas.

Algunos médicos indican que la enfermedad que padece Phoung podría ser lipodistrofia; un raro síndrome en la que una capa de tejido graso debajo de la superficie de la piel se desintegra mientras que la propia piel continúa creciendo a un ritmo acelerado.

Son aproximadamente 2000 personas en el mundo que padecen este síndrome, el cual no tiene cura, y deja a sus víctimas con piel colgando en todo el cuerpo y rostro.

Otros médicos opinan que la extraña enfermedad podría estar causada por los efectos secundarios de algún medicamento con exceso de esteroides.

Phoung explica que luego de la alergia tomó un medicamento comprado en una farmacia, y sintiéndose mejor continuó con remedios de medicina tradicional. Desde ese momento que su piel empezara a colgar y envejecer, pero sin afectar sus ciclos menstruales, sus dientes o su cabello.

Tras aparecer en los medios, los médicos del hospital Nguyen Dinh Chieu examinaran a la vientamita de forma gratuita.

Con información de La Vanguardia

actualidad » en esta sección

buscador