Foto: REUTERS/Enrique de la Osa

LA HABANA, 15 octubre 2011 (AFP) – Una treintena de Damas de Blanco, expresos políticos y opositores cubanos se congregaron este sábado en la mañana en casa de Laura Pollán en La Habana para darle el último adiós a la líder de ese grupo de mujeres, fallecida el viernes de un paro cardiorrespiratorio.

“Aquí se le va a hacer este funeral durante tres días, hasta el lunes. Vamos a orar y el que lo desee puede firmar un libro de condolencias”, declaró el esposo de Pollán, el expreso político Héctor Maseda, en su casa en el barrio de Centro Habana, cuartel general de las Damas.

Pollán, de 63 años, falleció el viernes en la noche en el hospital Calixto García de La Habana, donde había ingresado hacía una semana con insuficiencia respiratoria, agravada por su diabetes e hipertensión.

Foto: REUTERS/Enrique de la Osa

Frente a un cuadro de Pollán, colocado sobre una mesa forrada de blanco y escoltado por la bandera cubana y coronas de flores, las Damas de Blanco, grupo formado en 2003 por esposas de presos políticos, oraban por su líder, dirigidas por el pastor protestante Ricardo Medina.

“Para nosotros es una pérdida irreparable, pero esté donde esté, las Damas de Blanco vamos a continuar esta lucha por los presos políticos”, dijo la otra líder del grupo, Berta Soler.

Maseda explicó que el cuerpo de Pollán “fue cremado según su voluntad última”, y una parte de las cenizas serán depositadas por su hija, Laurita, en el panteón familiar en el municipio de Manzanillo, en la provincia de Granma, 750 km al sureste de La Habana.

La otra parte será esparcida en un campo florido en La Habana.

Entre los opositores que llegaron a la casa de Pollán estaban cinco de los expresos políticos del grupo de los 75 disidentes condenados en 2003, incluido Maseda, todos liberados tras un inédito diálogo entre el gobierno y la Iglesia Católica, instalado en mayo de 2010.

El grupo de mujeres, Premio Sajarov-2005, fue creado tras el arresto y condena de los 75 y es calificado por el gobierno comunista de ser “punta de lanza” de la subversión en la isla y las acusa que son “mercenarias” que reciben financiamiento anual de Estados Unidos.

Cerca de la casa de Pollán periodistas no avistaron presencia policial, mientras una persistente llovizna caía sobre La Habana.

Foto: REUTERS/Enrique de la Osa
Foto: REUTERS/Enrique de la Osa
Foto: REUTERS/Enrique de la Osa
Foto: REUTERS/Enrique de la Osa
Foto: REUTERS/Enrique de la Osa
Foto: REUTERS/Enrique de la Osa

actualidad » en esta sección

buscador