Foto:REUTERS/Ali Jarekji

Ammán, 15 oct (EFE).- Centenares de sirios se manifestaron hoy en Ammán frente a la oficina de la ONU para protestar por el veto de Rusia y China a una resolución del Consejo de Seguridad que condene la represión de las protestas en su país.

Los manifestantes cantaron lemas y portaron carteles que pedían el derrocamiento del presidente Bachar al Asad y el juicio a los dirigentes sirios por “los crímenes contra el pueblo y las violaciones de la ley internacional y los valores religiosos”, según pudo constatar Efe.

Asimismo, los participantes en la concentración expresaron su apoyo a la revolución en Libia y señalaron que Al Asad debería tener el mismo destino que el huido líder libio, Muamar al Gadafi.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó ayer a Al Asad que acabara inmediatamente con el “baño de sangre” que vive Siria, donde la institución internacional calcula que la represión se ha cobrado desde marzo la vida de más de 3.000 personas, entre ellas al menos 187 niños.

Francia, Reino Unido, Alemania y Portugal presentaron la semana pasada un proyecto de resolución de condena contra el régimen sirio, que no incluía la imposición de sanciones, pero sí amenazaba con acciones concretas si no se detenía la represión contra los manifestantes.

A la hora de la votación, Rusia y China se opusieron al texto y ejercieron su poder de veto como miembros permanentes del Consejo, mientras que los representantes de Brasil, India, Sudáfrica y Líbano se abstuvieron.

En los meses que dura la represión en Siria, el Consejo de Seguridad ha sido incapaz de aprobar una resolución de condena a Damasco, aunque sí adoptó en agosto una declaración presidencial -texto de menor rango- en la que condenó la represión de Al Asad.

Jordania se convirtió en refugio para numerosos sirios que huyeron de la represión en su país, aunque el Gobierno de Ammán no ha facilitado cifras oficiales al respecto.

actualidad » en esta sección

buscador