El hecho ocurrió en horas de la madrugada de este domingo, cuando fue asesinado Nilson Gilberto Hernández Iguarán de 28 años de edad, por resistirse a entregar su celular Motorola V3.

La víctima quedó extendida en plena vía pública del barrio Mi Esperanza, parroquia Antonio Borjas Romero, tras recibir dos disparos en la cabeza.

Ana Matilda Iguarán, madre del occiso, escuchó las detonaciones que acabaron con la vida de su hijo en la calle 79H del barrio Estrella del Lago. “Eran las 2:30 de la madrugada. Me levanté y no lo vi en su cama, me asuste”.

Media hora después y mediante una llamada anónima se enteró que el quinto de sus seis hijos había muerto.

Jadira Fernández, esposa del ultimado y la madre de la víctima se quedaron con el cuerpo para esperar a los efectivos y corroborar la situación. Cansadas tomaron el cuerpo y lo llevaron hasta su vivienda. “El no es ningún perro para estar tirado en el piso“, señaló Iguarán.

Con información del Diario La Verdad

actualidad » en esta sección

buscador