Foto: William Fernando Martinez / AP Images

El expresidente español José María Aznar (1.996 – 2.004) cargó hoy contra el socialismo del siglo XXI y los gobiernos de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia. “No creo, desde el punto de vista de la estabilidad, de lo que es un sistema democrático de libertades y de prosperidad económica y social, que ni Cuba ni Venezuela, ni Nicaragua ni Bolivia sean ejemplos de nada”, dijo.

Aznar concedió una entrevista al diario ecuatoriano El Universo, en la que además acusó al presidente Hugo Chávez de haber “elegido el camino de la cubanización” en lugar de la “prosperidad”. Pidió además que el gobierno de España no muestre “simpatías” por “dictadorzuelos”.

Lea a continuación algunos extractos de la entrevista

En Iberoamérica, hace unos seis años se consolidó una línea de gobiernos de izquierda, algunos siguen el Socialismo del siglo XXI. El pueblo los reelige y algunos muestran cifras de crecimiento económico.

Creo que puede haber gobiernos de izquierda, de centroizquierda, lo que entra democráticamente dentro de la lógica, como puede ser el caso de Brasil o ahora el de Perú. Y otra cosa muy distinta es el Socialismo del siglo XXI, que es la cubanización de las sociedades, pues utiliza la democracia para vaciarlas democráticamente, para no hacer sociedades libres sino controladas. No creo, desde el punto de vista de la estabilidad, de lo que es un sistema democrático de libertades y de prosperidad económica y social, que ni Cuba ni Venezuela, ni Nicaragua ni Bolivia sean ejemplos de nada.

De ganar el PP, ¿cómo será la relación con Venezuela, luego de que el presidente Hugo Chávez, por ejemplo, lo ha llamado a usted fascista?

España debe apoyar las políticas que se refieren a más expansión de libertades y más competitividad económica, y Latinoamérica tiene una gran oportunidad. Por primera vez en mucho tiempo no ha caído en la crisis económica que los otros países del mundo. Hay muchos países que crecen, la estabilidad económica ha mejorado, pero hay excepciones, y Venezuela es una excepción. Chávez ha elegido el camino de la cubanización en lugar de la apertura y la prosperidad para su país. Los resultados son los que son y España no debe manifestar simpatías por dictaduras, ni por dictadores, ni por dictadorzuelos.

¿Qué tanto afectan para esa prosperidad, para el progreso, las amenazas a las libertades?

Es consustancial a la buena salud del sistema democrático. Sin libertad de expresión nadie puede decir que existe una democracia. Hay gente que entiende que democracia consiste en celebrar elecciones cada cierto tiempo, pero se pueden celebrar elecciones y hacer una sociedad cerrada o se pueden defender las libertades. Si usted cercena la libertad de expresión pues no existe un sistema democrático.

Se llega a pedir la cárcel por las opiniones en contra.

Usted puede tener problemas y hay regulaciones legales por alguna cuestión de información, pero no por opinión… Las opiniones son opiniones, otra cosa es que estén bien fundadas, mal fundadas, que acierten o no, pero son opiniones. Los delitos de opinión son propios de dictaduras.

Para leer la entrevista completa pulse aquí
Con información de El Universo

actualidad » en esta sección

buscador