MANAGUA, 16 octubre 2011 (AFP) – Las lluvias que azotan Nicaragua desde hace una semana dejaban este domingo un saldo de 25.000 afectados, ocho muertos, más de 3.000 viviendas averiadas, así como daños aún no cuantificados en carreteras y otras infraestructuras, según el último reporte oficial.

De los 25.000 afectados, unos 10.000 están ubicados en albergues temporales asistidos por el gobierno, en 70 de los 153 municipios del país, informó la portavoz de la Presidencia, la primera dama Rosario Murillo.

La cifra de muertes que se ubicó en 8 personas, pero podría aumentar debido a que las autoridades de la Defensa Civil aún no confirman otro deceso en el norte del país, donde una persona aparentemente fue arrastrada por un río crecido, agregó la funcionaria.

Las lluvias disminuyeron en intensidad este domingo, pero todavía “hay lloviznas persistentes que pueden presentar riesgo para las familias que habitan cerca de ríos y cerros”, señaló.

Murillo alertó a la población de Managua que habita en zonas inundadas por el Lago Xolotlán que “estamos en serio riesgo” debido a que se registra un crecimiento de sus aguas a los 42,30 metros sobre el nivel del mar, 46 centímetros menos que el alcanzado en el 2010.

Unas 3.000 personas entre adultos y niños serían evacuadas a lugares seguros en los próximos días para lo que el Gobierno esta preparando condiciones y logística, dijo Murillo.

La primera dama agradeció al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, por la solidaridad expresada ante la situación de emergencia que vive el país, junto con otras naciones vecinas de Centroamérica.

actualidad » en esta sección

buscador