Foto: REUTERS/Morteza Nikoubazl / Archivo

TEHERÁN, 17 octubre 2011 (AFP) - Irán está “dispuesto a examinar” las acusaciones de Estados Unidos que involucraron a Teherán en un proyecto de asesinato del embajador saudita en Washington, declaró este lunes el canciller iraní Ali Akbar Salehi, citado por la agencia oficial Irna.

“Estamos dispuestos a examinar esa cuestión con serenidad, aunque haya sido creada de manera artificial, y le pedimos a Estados Unidos que nos suministre las informaciones sobre el caso”, dijo Salehi.

Salehi volvió a afirmar que Irán había “pedido a los estadounidenses informaciones sobre las personas implicadas para identificar su pasado y examinar el caso”, aunque estimó que las acusaciones de Washington no tienen “una base sólida” y apuntan a “crear una historia” para aumentar la presión sobre Teherán.

La justicia estadounidense acusó el martes a Irán de haber planificado un atentado para asesinar al embajador saudita en Washington, y anunció el arresto de un irano-estadounidense, Mansur Arbabsiar, quien habría estado en el centro de este proyecto.

Teherán rechazó inmediatamente estas acusaciones, denunciando una manipulación destinada a dividir a los países musulmanes, proteger a Israel y aislar aún más a la República Islámica contra la cual ya se aplican severas sanciones internacionales por sus controvertidos programas nuclear y balístico.

El ministro iraní de Relaciones Exteriores habría afirmado el sábado que Teherán había transmitido a Washington “un pedido claro” para obtener informaciones sobre las personas acusadas de estar implicadas en el caso, pero que las autoridades estadounidenses no respondieron “contraviniendo las convenciones internacionales”.

“Irán es un país responsable frente a sus compromisos internacionales, pero defendemos al mismo tiempo nuestros derechos”, subrayó el lunes Salehi.

Teherán pidió además el domingo a Washington que facilitara una “visita consular” a Mansur Arbabsiar.

“No hay duda de que las acusaciones estadounidenses carecen de fundamento, pero la entrega de informaciones al respecto del acusado y una visita consular son una obligación para el gobierno estadounidense”, declaró un responsable iraní al encargado de negocios suizo convocado por la cancillería iraní.

Suiza representa los intereses estadounidenses en Irán desde la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Teherán y Washington en 1980.

actualidad » en esta sección

buscador