Foto: AFP/Behrouz Mehri, archivo

TEHERÁN, 17 octubre 2011 (AFP) - Irán va a producir placas de combustible nuclear para su reactor de investigación de Teherán de aquí a cuatro meses, declaró el lunes el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Alí Akbar Salehi, citado por la agencia oficial Irna.

“Esperamos que las placas de combustible sean producidas de aquí a cuatro o cinco meses” en la fábrica de Ispahan (centro) “y que sean probadas en el reactor de investigación de Teherán”, declaró Salehi.

Irán justificó el inicio de la producción de uranio enriquecido a 20%, en febrero de 2010, por la necesidad de alimentar su reactor de investigación nuclear de Teherán cuyas reservas de combustible, compradas en 1993 a la Argentina, se agotan.

Teherán también anunció que producirá a partir de este uranio las placas de combustible necesarias para su reactor, lo que suscitó el escepticismo de los occidentales que afirmaron que Irán no posee la tecnología para fabricarlas.

Los responsables iraníes habían afirmado inicialmente que las placas serían producidas a partir de septiembre de 2011, pero el proyecto se retrasó por razones que no han sido explicadas.

Salehi afirmó asimismo que Teherán despone actualmente de “70 kg de uranio enriquecido a 20%” destinados a la producción de este combustible.

El enriquecimiento de uranio por Irán está en el centro del conflicto entre Teherán y la comunidad internacional que sospecha que Teherán, a pesar de sus desmentidos, busca dotarse del arma nuclear.

Irán está sumido a seis resoluciones de la ONU, de las cuales cuatro tienen sanciones que fueron reforzadas luego unilateralmente por algunos países occidentales.

El uranio enriquecido a 20% tiene un uso puramente civil, pero si el enriquecimiento va más allá del 90% puede ser utilizado para la fabricación del arma atómica.

A principios de octubre el presidente Mahmud Ahmadinejad afirmó que Irán está dispuesto a frenar “inmediatamente” el enriquecimiento a 20% si obtenía de las grandes potencias el combustible que necesita para su reactor de investigación de Teherán.

Las grandes potencias ignoraron esta propuesta
. Irán rechazó en 2009 el plan de las potencias para intercambiar una parte de su uranio escasamente enriquecido contra combustible para el reactor de Teherán.

actualidad » en esta sección

buscador