Foto: Carl Court / AFP

LONDRES, 17 octubre 2011 (AFP) - Más de 200 “indignados” mantenían este lunes, por tercer día consecutivo, su campamento frente a las escalinatas de la catedral de San Pablo, en el corazón de Londres, decididos a continuar indefinidamente sus protestas contra la crisis y el sistema financiero mundial.

Tras pasar una segunda noche en sus tiendas, los manifestantes conversaban y bebían té bajo un tímido sol otoñal mientras numerosos banqueros, abogados y otros ejecutivos se dirigían a sus lugares de trabajo en el primer día laborable desde que se inició la protesta.

“Capitalismo es crisis”, rezaba una gran pancarta colgada sobre las alrededor de 70 tiendas, mientras en una pared, en el mismo estilo que las placas callejeras londinenses, podía leerse “Plaza Tahrir”, equiparando el lugar con la gran explanada del centro de El Cairo donde las continuadas protestas de cientos de miles de manifestantes derrocaron del poder al presidente egipcio Mubarak a principios de este año.

A imagen de sus homólogos egipcios, los “indignados” londinenses, que iniciaron su movilización el sábado, anunciaron su intención de continuar la acción “tanto tiempo como sea necesario”.

Foto: REUTERS/Olivia Harris


“Aunque estemos en una democracia, la mayoría la gente tiene la impresión de que su voz no es escuchada”
, explicó Danielle Allen, una maestra desempleada de 25 años. “Estamos tratando de educar a la gente y mostrarles lo corrupto que es el sistema bancario”, agregó.

Otra manifestante, Catherine Garrity, dijo querer “un sistema impositivo más justo”. “Queremos que las empresas rindan cuentas”, agregó la artista de 26 años.

La mayoría de los transeúntes se mostraban este lunes solidarios con los manifestantes, pero otros, como el broker David Gregory, se enzarzaron en grandes discusiones con ellos.

Foto: Carl Court / AFP

“¡Están muy equivocados!”, dijo. “Todo el mundo se queja de los banqueros”, pero la gente como yo “estamos pagando todas las facturas”, agregó. Y dirigiéndose a los manifestantes, muchos de ellos estudiantes o desempleados, preguntó: “¿Cuántos impuestos pagan ustedes?”.

La acampada comenzó el sábado, durante una manifestación convocada por el grupo “Occupy LSX” (Ocupad la bolsa de Londres) -inspirado en el movimiento anti-Wall Street de Estados Unidos- que reunió a entre 2.000 y 3.000 personas en Londres en el marco de la primera jornada de protesta planetaria del movimiento de los “indignados”.

La policía británica logró mantener hasta ahora a los manifestantes lejos del edificio de la bolsa de Londres, situada en la vecina plaza Paternoster.

Foto: REUTERS/Olivia Harris
Foto: Carl Court / AFP
Foto: REUTERS/Olivia Harris
Foto: Carl Court / AFP
Foto: Carl Court / AFP
Foto: Carl Court / AFP
Foto: Carl Court / AFP

actualidad » en esta sección

buscador