Washington, 17 oct (EFE).- El presidente Barack Obama ha sido el más castigado por los medios de prensa de EE UU entre los posibles contendientes en las elecciones de 2012, mientras que el gobernador de Texas, Rick Perry, ha tenido un trato más favorable, indicó hoy un estudio del Centro Pew.

Durante los últimos cinco meses, un período que el grupo de estudios independiente describe como la primera fase de la contienda electoral de 2012, en la cual Obama es el único candidato del Partido Demócrata, el presidente ha recibido apenas un 9 por ciento de cobertura “favorable”.

En cambio, el 34 por ciento de la atención dada por los medios de prensa ha sido de carácter negativo para Obama.

Perry, quien entró tarde en la carrera por la candidatura presidencial republicana, donde compite con casi una decena de políticos y un empresario, gozó en ese mismo período de un 32 por ciento de cobertura positiva y un 20 por ciento de cobertura negativa, según Pew.

Pero a Perry no le ha durado mucho la bonanza y el estudio de Pew señala que en el último par de semanas el empresario Herman Cain pasó a ser el favorito de los medios.

El único de los competidores por la Presidencia “que ha sufrido un tratamiento implacablemente negativo es Barack Obama”, señaló Pew.

“Aunque la cobertura de los medios se ha referido principalmente a su gestión como presidente más que a su figura como candidato, las evaluaciones negativas de Obama han superado las positivas en una proporción de 4 a 1″, añadió.

actualidad » en esta sección

buscador