Maracaibo, 17 Oct. AVN.- Unos 360 trabajadores de los hospitales La Rita, municipio Santa Rita, y el Materno Infantil El Marite del municipio Maracaibo, estado Zulia, tomaron este lunes esas instalaciones de salud para protestar contra el gobernador de la entidad, Pablo Pérez, por incumplimiento en la cancelación de sus salarios, tiquets de alimentación, fideicomiso y retroactivos.

Eduardo Toro, secretario de organización de Sistema Socialista de Salud del estado Zulia, detalló que estos problemas se vienen acentuando desde hace un año.

“Necesitamos que el Gobierno Regional nos cancele al día nuestras quincenas, tenemos 30 días sin cobrar y tres meses sin recibir los cesta tiquets, no queríamos levantar protestas ni tomar las instalaciones del centro, pero esta situación ya es inaguantable para nosotros”, denunció Toro.

Los trabajadores han contado con el apoyo de las comunidades cercanas, quienes también se sumaron a la toma de los centros, por la precariedad de los hospitales.

Ernestina Fonseca, miembro de la comunidad de vecinos de El Marite, resaltó que “el servicio del hospital es pésimo. No cuentan con camillas ni con las vacunas mínimas necesarias para la comunidad. Han utilizado hasta el agua de las lluvias para limpiar utensilios médicos y nadie dice nada. Llegamos a este centro sin saber si vamos a salir mejor o peor de como entramos”.

Los médicos y demás empleados de ambos centros, dependientes del Gobierno del Zulia, solicitaron la inspección inmediata por parte del Ministerio de Salud para que corrobore la situación de desmejora que tienen estos hospitales.

El mandatario zuliano, miembro del partido de derecha Un Nuevo Tiempo (UNT), ha estado en campaña como pre candidato presidencial de la “Mesa de la Unidad”, desde hace varios días, lo cual queda en evidencia en sus declaraciones ofrecidas el domingo en San Cristóbal, estado Táchira, donde aseguró que el Gobierno Nacional “tiene las vías deterioradas porque no quiere que el pueblo esté unido y comunicado”.

Asimismo, este lunes el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) lo acusó de mentirle al pueblo y de intentar desviar los recursos asignados al presupuesto de la entidad.

En rueda de prensa, desde Maracaibo, Magdelys Valbuena, diputada del Consejo Legislativo del Zulia, indicó que los 84 millones 512 mil 929 bolívares que fueron inmovilizados recientemente a la Gobernación debido a denuncias de trabajadores por presunta malversación de fondos, no estaban destinados a pagar pasivos laborales, tal como aseguró Pérez.

El crédito adicional solicitado por el Ejecutivo estadal era de un total 176.421.940 de bolívares, de los cuales 84 millones fueron retenidos por decisión del Tribunal Contencioso Administrativo, ya que iban a destinarse al pago de “otros servicios profesionales” cuando debían ser utilizados para cancelar las deudas retrasadas correspondientes al salario mínimo.

“El Gobernador miente porque en la distribución presupuestaria que consignaron ante el Consejo Legislativo del Zulia tiene 91 millones de bolívares que efectivamente van para el pago de aguinaldos”, dijo Valbuena.

Pablo Pérez aspira a ser elegido entre todos los políticos de derecha que irán a elecciones primarias, el 12 febrero de 2012, para competir luego con Hugo Chávez, candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela, en los comicios presidenciales del 7 de octubre de ese año.

actualidad » en esta sección

buscador