WASHINGTON, 17 octubre 2011 (AFP) - El Ejército estadounidense firmó un contrato para abastecerse de pequeños aviones no tripulados portátiles capaces de destruir con éxito un blanco lanzándose contra él y activando cargas explosivas que llevan incorporadas, informó el lunes la empresa que construyó el arma.

El Ejército de Estados Unidos llegó a finales de junio a un acuerdo por 4,9 millones de dólares con la compañía AeroVironment para adquirir a la mayor brevedad posible estas aeronaves bautizadas como “Switchblade”, dijo el fabricante.

El dispositivo aéreo pesará menos de dos kilos y podrá ser transportado en la mochila de los combatientes. Para su lanzamiento se expulsa por un tubo y despliega sus alas.

El avión no tripulado se mantiene en el aire con la ayuda de un pequeño motor eléctrico, que transmite imágenes de video captadas por su pequeña cámara incorporada, lo que permite tener una visión precisa del blanco, explicó la empresa en un comunicado.

Al obtener imágenes del objetivo gracias a las transmisiones en directo del avión, el operador puede confirmar si se trata del blanco deseado, evitando de esta forma las víctimas colaterales, afirmaron la empresa fabricante y el Ejército.

Entonces, el aparato apunta sobre el blanco y se estrella contra ella, haciendo detonar así la carga explosiva que contiene.

Los misiles de los aviones Predator o Reaper, Una vez lanzados, no pueden ser desviados del objetivo ni la explosión puede ser anulada. El Switchblade, utilizable como un arma controlada a distancia pero también como dispositivo de reconocimiento, sí lo permite.

Estados Unidos ha recibido muchas críticas por las víctimas civiles causadas por ataques aéreos que apuntaban a los insurgentes en Pakistán o Afganistán.

actualidad » en esta sección

buscador