Foto: REUTERS/Andrew Winning

MITZPE HILA, 18 octubre 2011 (AFP) – El soldado israelí Gilad Shalit, prisionero del movimiento Hamas desde hacía cinco años en Gaza, fue liberado el martes al mismo tiempo que 477 palestinos encarcelados en Israel, primer grupo de los 1.027 que el gobierno israelí aceptó canjear por el militar.

El soldado llegó por la tarde al pueblo de Mitzpé Hila, en Alta Galilea, norte de Israel, donde vive su familia.

El sargento de 25 años llegó en helicóptero a un campo cercano al pueblo desde donde se trasladó en un vehículo acompañado por motos y coches de la policía militar.

Shalit, sonriente, saludó brevemente a las centenas de personas que lo recibieron cantando “Gilad volvió a casa sano y salvo” y con banderas de Israel frente a su domicilio.

Foto: REUTERS/Andrew Winning

Luego, Shalit, en compañía de personal militar, entró en su casa, donde descansará durante varios días.

La televisión egipcia fue la primera en mostrarlo en el momento de su traslado de Gaza hacia Egipto. En declaraciones a la televisión, Shalit dijo estar en buena salud, evaluación confirmada luego por el ejército israelí. Las imágenes lo mostraron demacrado y con ojeras, vestido de civil.

Shalit dijo esperar que su liberación a cambio de la de centenares de palestinos “ayude a realizar la paz”.

Poco antes del mediodía Shalit llegó a Israel, procedente de Egipto.

Foto: REUTERS/Andrew Winning

El soldado fue trasladado en helicóptero hasta la base aérea de Tel Nof, en el sur de Israel, donde lo esperaban sus padres y el primer ministro Benjamin Netanyahu, el ministro de Defensa Ehud Barak y el jefe del estado mayor general Benny Gantz.

En un discurso en la base de Tel Nof, Netanyahu prometió que Israel “continuará combatiendo el terrorismo”.

Al liberar a un total de 1.027 prisioneros, de los cuales muchos con sangre en las manos, Israel consintió en pagar el precio proporcionalmente más elevado para recuperar a un sólo soldado. Es la primera vez en 26 años que un soldado israelí capturado regresa vivo a su país.

Un segundo grupo de 550 detenidos palestinos debe ser liberado en los próximos dos meses, conforme al acuerdo concluido el 11 de octubre entre Israel y Hamas por intermedio de Egipto.

Justo después del anuncio de su traslado hacia Israel fue liberado el primer grupo de prisioneros en Cisjordania y en Gaza, en donde fueron recibidos por dirigentes palestinos y sus allegados en medio de escenas de júbilo.

Un convoy de ocho autobuses que transportaba a unos 300 prisioneros palestinos liberados entró en Rafah en la Franja de Gaza, proveniente de Egipto.

Centenares de sus allegados y dignatarios, entre ellos el jefe de gobierno del Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, los recibieron antes de dirigirse a Gaza en donde unas 200.000 personas los esperaban, según el Hamas.

En Cisjordania, un convoy de varios autobuses transportando palestinos liberados llegó a Ramalá, donde los ex detenidos fueron saludados por el presidente Mahmud Abbas.

De los 477 prisioneros, 133 serán autorizados a regresar a sus hogares en Gaza, controlada por el Hamas, 117 a Cisjordania y 15 a Jerusalén Este. En cambio, 204 palestinos deberán exiliarse: 164 hacia Gaza y 40 hacia el extranjero (Turquía, Qatar y Siria).

Foto: REUTERS/Andrew Winning

Los presos liberados, que iban en los convoyes, llevaban las manos y los pies esposados. En lugar de los uniformes carcelarios llevaban ropa civil. Más de mil policías fueron desplegados a lo largo de los itinerarios que deben seguir los convoyes, precisó la radio pública.

“Los esfuerzos de Egipto, que contribuyeron al éxito del acuerdo de intercambio de prisioneros, forman parte de su respaldo a los esfuerzos por la estabilidad y la seguridad en la región”, declaró el primer ministro egipcio, Esam Sharaf, en un mensaje publicado en su página de Facebook.

En París, el presidente Nicolas Sarkozy expresó un “inmenso alivio” tras la liberación de Shalit, también de nacionalidad francesa. Londres, Berlín y Roma también saludaron el acontecimiento.

Desde Trípoli, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, expresó su satisfacción: “Estamos contentos porque la larga y dura prueba (…) terminó para Gilad Shalit”.

El exministro brasileño de Relaciones Exteriores y actual titular de Defensa de su país, Celso Amorim, dijo por su lado que la liberación de Shalit “es un buen augurio para el futuro”.

En tanto, Turquía subrayó la “contribución muy importante” de su país en la liberación del soldado israelí. El ministerio turco de Relaciones Exteriores confirmó que su país recibirá a varios de los prisioneros liberados obligados al exilio.

actualidad » en esta sección

buscador