WASHINGTON, 18 octubre 2011 (AFP) - Una mujer y dos hombres fueron detenidos por la policía de Philadelphia (Pensilvania, este de EE UU), donde mantenían secuestrados a cuatro adultos discapacitados mentales en un sótano, para quedarse con sus subsidios.

En la casa de Linda Ann Weston, de 51 años, arrestada el domingo, las fuerzas policiales hallaron documentos de identidad pertenecientes a otras 50 personas, lo que hace pensar que ella podría estar explotando a decenas de discapacitados en otros estados del país.

La mujer había cumplido una condena de ocho tras ser declarada culpable en 1985 por permitir que un hombre de 25 años muriera de hambre en su apartamento cuatro años antes.

Su compañero Gregory Thomas, de 47 años, y otro hombre, presentado por la policía como un indigente, Eddie Wright, de 49 años, también fueron detenidos el domingo. Los tres fueron acusados de mantener secuestrados a tres hombres y una mujer de entre 29 y 40 años.

La policía encontró a los cautivos el sábado en un sótano con piso de tierra en el que había algunas camas improvisadas. Estaban desnutridos y tenían llagas. Uno de ellos estaba encadenado a un aparato de calefacción.

Según la cadena de televisión local CBS 3, los adultos secuestrados, reportados como desaparecidos desde hace algún tiempo, tenían la capacidad mental de un niño de 10 años.

actualidad » en esta sección

buscador