Foto: EFE/ARCHIVO/Horacio Villalobos

PARÍS, 18 octubre 2011.- El hotel de lujo parisino Le Ritz, situado en la plaza de Vendôme, en pleno corazón de la capital francesa, cerrará a partir del próximo verano por un periodo de dos años para reformarse y estar a la altura de su prestigio.

En ese establecimiento se han alojado desde su apertura en 1898 estrellas de todos los tiempos, desde la diseñadora Coco Chanel hasta el escritor Ernest Hemingway, la cantante Maria Callas o la actriz Audry Hepburn.

Propiedad del millonario egipcio Mohammed Al Fayed, el hotel dejará sin trabajo a la mayor parte de los 500 trabajadores que cuenta durante este periodo, dijo a la AFP un portavoz.

Por el momento, los administradores están negociando con los representantes del personal para saber cuántos empleos se van a suprimir, indicó esta fuente.

El hotel se ha comprometido a “acompañar de manera individual a cada uno de los miembros de su personal para identificar con ellos el proyecto personal o profesional más adaptado a sus expectativas” durante el tiempo que duren las obras, añade la nota.

La cifra avanzada a Efe por fuentes del establecimiento, que ronda los 450 despidos, podría ser modificada, no obstante, cuando concluyan las negociaciones emprendidas ante el cierre.

El estudio de arquitectura de Thierry W. Despont será el encargado de darle un nuevo lustre a las habitaciones, suites, restaurantes, bar y spa del edificio. El cierre, que afecta también al restaurante L’Espadon (2 estrellas) y la escuela de cocina Ritz Escoffier, se hará “en el verano de 2012″ por un periodo de “27 meses”.

La última gran reforma del Ritz, uno de los más prestigiosos de la capital francesa, remonta a 1979.

El hotel, de cinco estrellas, no logró la distinción Palace para sus 160 cuartos y suites, concedida por primera vez en Francia el pasado verano.

El objetivo de los trabajos, cuyo costo no se ha revelado, es “doble: perpetuar la tradición de excelencia instaurada por su fundador César Ritz en 1889, y asegurar a los empleados un seguimiento personalizado durante el periodo de cierre del hotel”, explica Franck J. Klein, presidente del Ritz Paris, citado en el comunicado.

El paisaje de la hostelería de lujo en París está en profunda transformación debido a la llegada de nuevos actores, en su mayoría asiáticos.

En los últimos meses abrieron las puertas en la capital francesa el hongkonés Shangri-Lan y la cadena singapurense Raffles y un Mandarin Oriental y en 2012 abrirá la enseña Península, también de cinco estrellas.

Fuentes: Efe / Afp

actualidad » en esta sección

buscador