Washington, 18 oct (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos deportó durante el período fiscal 2010 la cifra sin precedentes de 392.000 extranjeros que se hallaban en el país ilegalmente, informó hoy la Oficina de Inmigración y Aduanas.

La agencia, conocida por su sigla en inglés ICE, indicó en un comunicado en el sitio de internet del Departamento de Seguridad Nacional que la mitad de los extranjeros deportados, unas 195.000 personas, eran individuos con antecedentes penales.

Los datos del período fiscal que concluyó el pasado 30 de septiembre significan que el Gobierno del presidente Barack Obama deportó en 2010 unas 23.000 personas más que en el último año de la presidencia de George W. Bush.

En el año fiscal 2010, asimismo, fueron deportadas unas 81.000 personas más, condenadas por delitos, que en el período fiscal 2008, señaló el comunicado.

“Esto representa un incremento de las deportaciones de extranjeros con antecedentes penales de más del 70 por ciento sobre las cifras del Gobierno anterior”, añadió el comunicado.

El Departamento de Seguridad Nacional, bajo el cual opera ICE, extendió de 14 jurisdicciones en 2008 a casi 1.000 actualmente las áreas a lo largo de la frontera suroeste, donde se aplica el programa denominado “Comunidades seguras”.

Este es un programa policial que emplea la información biométrica para la identificación en las prisiones estatales y cárceles locales de los extranjeros que deban ser deportados.

Asimismo, el Gobierno de Obama indicó que “ha mejorado y ampliado el sistema E-Verify” que, supuestamente, deben usar los empleadores cuando consideran la contratación de una persona y tienen razones para verificar su situación de inmigración.

Desde enero pasado, el número de compañías que se han incorporado al sistema E-Verify se ha duplicado con creces, según el Gobierno, y supera las 243.000 firmas con más de 834.000 sitios de contratación de trabajadores.

“El sistema E-Verify procesó durante el período fiscal 2010 más de 16 millones de solicitudes que permitieron a los empleadores la determinación de la elegibilidad de sus empleados para trabajar en Estados Unidos”, informó la agencia.

actualidad » en esta sección

buscador